Saltar al contenido

Corrección gramatical

corrección gramatical

El corrector gramatical se encarga, fundamentalmente, de suprimir los errores de sintaxis de un texto. Estos errores son bastante comunes en contenidos extensos, como el de los trabajos de grado, textos literarios o filosóficos y en cualquier tipo de material que necesiten una corrección ortográfica.

Una corrección gramatical intenta conseguir una sintaxis clara para que los textos sean fáciles de comprender. Además se ocupa de darles un brillo final, necesario para mejorar la lectura.

 

Corrector ortográfico y gramatical español

La gramática es la parte de la lingüística que estudia la estructura de las palabras y sus alteraciones. También se ocupa de la forma en que se combinan dichas palabras para escribir correctamente. Si bien en el caso de un corrector gramatical castellano las acciones que realiza se centran en la morfología y la sintaxis, ciertos estudios más sofisticados llegan a incluir también la fonología.

Tarifas de Corrección Gramatical

Ejemplos de errores gramaticales

Si bien los errores tipográficos de un texto mal escrito pueden llegar a ser infinitos, aquí aportamos un listado del tipo de error más común encontrados, y que son objeto de corrección de un corrector de gramática:

a. Dequeísmo

🔔 Ejemplo: «Me llamó mucho la atención de que no me llamaras ayer».

b. Coma entre el sujeto y el predicado

🔔 Ejemplo: «Todos los padres, jugarán a las cartas durante el fin de semana».

c. Palabras que empiezan por «a» tónica

El artículo femenino la toma, la forma, el cuando se antepone a sustantivos femeninos que comienzan por la vocal a tónica. Por tanto, escribimos: el águila, el aula o el hacha, según ejemplos de la RAE, y no *la águila, *la aula o *la hacha.

d. Detrás mío, encima suya

Citando textualmente lo que indica la RAE: «El origen de este error está en equiparar el complemento preposicional introducido por la preposición de (detrás de Carlos) con los complementos de posesión, de estructura formalmente idéntica (la casa de Carlos)». Lo correcto es: detrás de mí, encima de él…

e. En base a

Dos errores muy comunes y repetidos, sobre todo en trabajos técnicos o ensayos. En lugar de lo que sugiere el título, deberíamos decir: en función de, con base en o según, entre otras.

f. Dijistes, fuistes, vinistes

Se trata de un vicio, todavía vigente, en la conjugación de la segunda personal del singular del pretérito simple, tiempo verbal que indica una acción anterior finalizada: se le agrega una «s», como indica el título de este inciso, en lugar de escribir adecuadamente: dijiste, fuiste, viniste.

 

Los pasos que sigue un corrector gramatical

1. ✋ Toma de contacto

El primer paso es, siempre, la toma de contacto con el material a corregir. En este primer contacto se determina, con gran exactitud (toda la que humanamente se pueda), el tiempo de trabajo que tendrá el corrector ortográfico y gramatical castellano.

Al momento de pedir un presupuesto de corrección, el profesional solicita la cantidad de palabras para determinar, en base a ello, un precio determinado sui géneris; es decir: se da una tarifa en función de la extensión del texto, la dificultad, si requiere corregir normas APA, etc.

2. 🐶 Detección temprana de errores ortográficos

Una primera lectura superficial ayuda a determinar el tipo de texto que tenemos entre manos. Si es una traducción, si es un texto que requerirá muchas intervenciones, si se ha fijado correctamente el tipo de corrección, etc. Por ello, este análisis a la par de sencillo es fundamental para determinar el trabajo a realizar y el tiempo de entrega.

 

3. 💬 Lectura silábica

Del mismo modo en que lo hacen los niños cuando están aprendiendo a leer, el corrector gramatical profesional aborda el texto mediante una lectura silábica para desmenuzar el texto, palabra a palabras, sílaba a sílaba, sin perderse en lo que comúnmente se llama la «lectura mecánica» (es decir: leer algo de corrido sin prestar toda la atención a cada palabra).

➡️ De esta forma, se alcanza un alto grado de fidelidad y precisión, sin perder del todo el nivel de lectura contextual.

 

4. 🔍Utilización del control de cambios

La utilización de esta herramienta, muy común en el Microsoft Word, el procesador usado por los correctores, le permite al profesional ir dejando una huella por donde pasa. Esto significa que un corrector gramatical no arremete un cambio sin más, sino que, sobre cada alteración, debe hacerse sobre la base del control de cambios para que el autor vea, comprenda y valores qué cambios se han realizado en el texto.

Esto es fundamental, puesto que es, de alguna forma, la comprobación de trabajo realizado. Por otro para, el autor puede ACEPTAR o RECHAZAR las aportaciones realizadas por el profesional, puesto que los cambios con el Control de Cambios son «propuestas temporales», hasta que el autor acepte todo lo realizado o lo rechace porque lo considera incorrecto (esto suele darse, sobre todo, en la corrección de estilo).

 

5. 📑 Entrega de informe de corrección

Es común y habitual que, una vez realizado el trabajo de corrección, el profesional entregue un Informe de Corrección. ¿Qué es este documento? Simplemente un escrito sencillo donde el corrector pone de relieve temas propios de la corrección: aclaraciones, metodología, dudas, etc., que el lector deberá leer antes de analizar el texto.

🔥 Sobre el Control de Cambios puedes ver ➡ más información en este artículo.

 

Temas a tener en cuenta a la hora de contratar un corrector

Hasta aquí hemos hablado de las funciones de un corrector gramatical y lo que implica o incluye dicha corrección, pero también es preciso aclarar que cosas NO corresponden en este tipo de trabajos:

a. El corrector gramatical español no es un maestro

Con esto nos referimos a que, una vez entregado el trabajo encargado, no corresponde pedirle al profesional que te explique o enseñe el por qué de cada uno de los cambios. El corrector es un profesional graduado, que se basa en las normas de la RAE y en su propia experiencia a la hora de mejorar un contenido.

b. Las correcciones se hacen una sola vez

Cuando se contrata un servicio profesional de corrección gramatical, la tarea se hace una sola vez. Sea con uno o dos profesionales, en una o dos lecturas, pero una vez que el trabajo se entrega, se termina la relación entre corrector y cliente.

Con esto nos referimos a que si luego tú tocas el texto o modificas alguna cosas, ya no es responsabilidad del servicio contratado. Muchas personas creen que existe eso de «una pequeña corrección» o una «corrección superficial», por desgracia, esto no existe: cada corrección, por más cambio pequeño que el autor haya realizado, implica volver a leer todo el contenido.

c. No existe la perfección

Hay que sincerarse: incluso en obras reconocidas y autores de renombre, se encuentran faltas que se le escapan primero al escritor y luego al corrector. En este tipo de trabajos, no existe la perfección: siempre se escapa alguna palabra incorrecta, lo ideal, no obstante, es que ese fallo sea menor.

Hay que tener en cuenta que muchas veces la labor del corrector está vinculada a la calidad del texto. No es lo mismo corregir un texto en buen estado, cuyo autor cuida la ortografía o tiene muchos años de experiencia, que cotejar la obra de un escritor novel, que en muchos casos desconoce hasta las reglas más elementales de la gramática.

Las faltas que se pasen van a estar, en última instancia, vinculadas a la cantidad de intervenciones que tenga que ejecutar un corrector. Si tiene que tocar un texto con un nivel de 20 o 30 intervenciones por página, es inadmisible pensar que incluso en dos lecturas ese texto quede perfectamente pulido. Sobre este tema ➡ puedes leer este artículo.

El corrector gramatical corrige un texto, no lo hace de nuevo.

Conclusiones sobre la revisión ortográfica y gramatical

La gramática no se puede corregir automáticamente. Ortografía y gramática son tareas que no pueden realizarse mediante una herramienta de corrección ortográfica, sino que debe ser un profesional quien lo haga.

Pese a la revolución de la técnica y el avance de las nuevas tecnologías en materia de escritura e idiomas, nunca se alcanzará la precisión de un corrector humano.

Si realmente deseas entregar un texto, sea una novela, relatos, textos legales, manuales técnicos, contenidos para SEO y cuanto material que deba ser leído, no te arriesgues: contrata a un buen corrector gramatical como aquellos con los que cuenta Correctores.es y verás como tu obra cobra brillo y distinción.

 


Solicita un presupuesto de corrección gramatical sin compromiso

Indica la cantidad de palabras que tiene tu manuscrito, por ejemplo: 42.000
La corrección de estilo siempre va junto a la ortográfica.

✅ También ofrecemos servicios de corrección de textos en catalán.


 

Compartir